2/6/2010

Lo que hay en la ciudad

Desde que comencé a viajar por el país, recordaba cómo era lo que se quedaba atrás, hasta qué punto yo seguía siendo como todo aquello que se quedaba atrás. Viendo de frente los verdes eran más verdes, los azules más azules, el azul… el hermoso azul llenaba mis ojos con su poder, con la suave caricia del blanco me confortaba, el verde me costaba más trabajo verlo, siempre desde la ventana del auto o desde la batea de una camioneta el color verde estaba barrido, era gris, gris…


Los colores primarios rojo, verde y azul nos dan todos los colores el blanco es la suma de todos, el blanco que rechaza la luz es la aspiración de gran parte de la humanidad es la luz al final del camino, es la luz que todo lo deja ver, es el lugar donde no se oculta nada, donde todo está abierto al libre albedrio de los hombres, el blanco es como el ciervo que sigue la luz, y el ciervo es el hombre buscando su salvación. El negro es ausencia, es el origen de la vida, dentro de la mujer no hay luz, hay oscuridad donde se gesta todo, todos amamos esa oscuridad, loas a la mujer que nos trae de la oscuridad es la continuidad de la especie, de todo, pero a su vez el negro es como el pelaje del lobo que asedia en el bosque, es la oscuridad del espíritu, son los confines más profundos de la tierra, para algunos admirar la penumbra en la oscuridad es regocijante ya que siempre abra algo más allá que puede ser gratificante como la humedad de la cueva de donde todos venimos.


En el inicio de todo solo fue posible la vida hasta que el azufre se enfrío por el aire y así subió al cielo donde se condenso y creó el agua que aplaco al fuego, así comenzó la vida.


La ciudad es los colores primarios, el blanco y el negro, es tierra, fuego, agua y aire, de eso estamos rodeados, ha pasado tanto tiempo que sus formas han sido pervertidas por la humanidad, han sido manipuladas y deformadas, pocos reflexionan sobre la sabiduría que significa la responsabilidad de poder usar a los colores y a los elementos, estamos confundidos y corrompidos.


Expresar lo anterior en palabras escrita es largo, en sonido es incompleto si no tenemos la referencia visual y viceversa ¿cómo hacer que alguien pueda sentir el dolor de los colores y de los elementos? ¿Cuál es la forma y el fondo para mostrar el terreno donde todo sucede, la ciudad, apelamos a volver a conectar las emociones a los sentidos, aunque contradictorio, actualmente los sentidos están desconectados de nuestras emociones, cada vez somos más impersonales. Yo quiero tocarte el corazón a través de los sentidos y las emociones, de frente sin palabras, solo usando imágenes con sonido directos e imágenes sencillas, conectaré.